Blog de la Fundación FACUA y la Fundación Ciudadana por un Consumo Responsable para la colaboración y el intercambio entre las organizaciones de consumidores de América Latina, el Caribe y Europa

Blog de la Fundación FACUA y la Fundación Ciudadana por un Consumo Responsable para la colaboración y el intercambio entre las organizaciones de consumidores de América Latina, el Caribe y Europa

Publicado en 28 enero de 2022, por María Inés Dolci

El contenido vertido en los artículos publicados en el Blog Consumo y Ciudadanía, son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente la postura de las Fundaciones que propician dicho blog

¿Qué podemos decir, desde el punto de vista del consumidor, sobre el segundo año de la pandemia del Coronavirus?

En resumen, aprendimos a efectuar consumos manteniendo la distancia social, y a utilizar el delivery que ha sido la gran solución para las personas que tuvieron que aislarse en sus casas y departamentos, y así evitar contagios del Covid-19.

También lo que marcó diferencia, fue la empatía, la amabilidad y el cariño de los comerciantes locales.

Esos pequeños empresarios notaron que, muchas veces, una simple idea de cómo preparar un plato de comida, ayudaría a calmar el día de una persona ansiosa, la cual en determinados momentos se sentiría completamente perdida frente a un virus desconocido, que estaba dejando a muchas personas enfermas y matando a otras .

Brasil ya enfrentaba, antes de febrero de 2020, cuando la pandemia empezó oficialmente en el país, una débil economía, anémica, con millones de desempleados.

La mayoría de los trabajadores eran dependientes de la economía informal, o sea de trabajos sin registro formal ni derechos. Pues sí, la pandemia empeoró lo que ya andaba mal. De un día para otro y con el cumplimiento de la distancia social, no había más oportunidades de trabajo formal y tampoco informal. Por una presión de la sociedad civil y la implementación de políticas públicas, fue creado a partir de 2020, un Auxilio de Emergencia, lo cual redujo el sufrimiento de la población en situación de vulnerabilidad. Ese apoyo no llegó a todos, pero al menos logró alcanzar a 70 millones de brasileños. Fueron casi 300 billones de Reales (cerca de 50 billones de Dólares) en 2020. Ya en el 2021, la subvención fue más pequeña.

En ese mismo período, entró en vigencia la Ley General de Protección de Datos Personales (LGPD), y mas concretamente las sanciones relacionadas con esta Ley comenzaron a regir en agosto del 2021.

Seguir leyendo

Artículos más recientes

INDECENCIA SANITARIA

Ómicron, la decimoquinta letra del alfabeto griego que ha pasado del anonimato para la ciudadanía general, al estrellato más absoluto en las últimas semanas. El

Leer más »

¿Equidad y mejora constante?

Al salir del supermercado escuché un niño decir: “¡Papá papá, el señor calvo que está allí, me tocó sin mi permiso¡” Esta frase fue luego

Leer más »