El 12 de septiembre FACUA-Consumidores en Acción celebró su 4º Congreso con la participación efectiva de 46 delegados y delegadas. Un Congreso convocado inicialmente para el 28 de marzo de 2020 que tuvo que posponerse como consecuencia de la pandemia mundial por Covid-19 que nos azota y que finalmente se desarrolló en formato virtual.

El acto contó en su inauguración y apertura con la participación del ministro de Consumo, Alberto Garzón Espinosa, que felicitó y reconoció la labor de FACUA y de su presidente saliente, así como la contribución de ambos a la protección y defensa de los consumidores en España, y trasladó los retos que tiene por delante su Ministerio. También fue importante y destacable la intervención y saludo de Juan Trímboli, exdirector regional de Consumers International para América Latina y el Caribe y actualmente presidente de la Fundación Ciudadana por un Consumo Responsable y director del blogConsumo y Ciudadanía, con quien FACUA mantiene estrechos vínculos de colaboración y que, en nombre de la federación que preside, que puso en valor el trabajo desarrollado por la asociación y por Paco Sánchez y trasladó sus mejores deseos de éxito a la nueva dirección.

Este 4º Congreso ha sido el de la renovación en la dirección de la asociación. Tras casi cuatro décadas al frente de este proyecto consumerista, su impulsor, Paco Sánchez, deja la dirección dando un paso al lado y no postulándose a la presidencia de FACUA. Nuevos compañeros y compañeras se han sumado a la dirección colectiva de la organización, conformando una Junta Directiva amplia y diversa para los próximos cuatro años, 11 hombres y 10 mujeres que serán los encargados de hacer cumplir la hoja de ruta que guiará a la organización en ese periodo con un programa de trabajo cuatrienal cuyo objetivo es la mejora del conjunto de la organización. El Congreso también aprobó el programa de acción y los presupuestos de 2020, al igual que la memoria de actividades y cuentas anuales del ejercicio 2019 que ya pueden consultarse en la web de la organización.

El programa de trabajo para los próximos cuatro años, que obtuvo el respaldo casi unánime del Congreso, tiene como objetivo global el fortalecimiento de FACUA y de sus organizaciones territoriales y la mejora de su funcionamiento. El documento programático, presentado por la nueva presidenta y precedido de un proceso de participación amplio en el seno de la organización, representa la guía de trabajo que la nueva Junta Directiva electa debe seguir en el periodo 2020-2024 y persigue avanzar en el fortalecimiento global de la organización, tanto de su estructura central como de cada una de las organizaciones y delegaciones territoriales que la integran, siendo conscientes de que de su nivel de cumplimiento dependerá el futuro de la organización.

Desde una posición clara de reconocimiento de nuestros avances y éxitos, el Congreso, dejando a un lado posiciones autocomplacientes e inmovilistas, ha reflexionado sobre los déficits o debilidades existentes en el seno de la organización y ha aprobado un programa que busca superarlos, mandatando a la nueva Junta Directiva a trabajar en una serie de ejes de acción fundamentales para conseguir los objetivos de fortalecimiento y crecimiento marcados. Éstos son el fomento de la dirección colectiva y el reforzamiento del funcionamiento democrático y la participación de directivos y asociados, el aumento de la presencia social de FACUA y de su papel reivindicativo y de denuncia frente a los abusos, la mejora en la atención de los consumidores y asociados, el aumento de la afiliación como motor de nuestra acción y el apoyo social que nos permite poder intervenir realmente en el mercado y en las políticas públicas de defensa de los consumidores, la garantía de sostenibilidad económica del proyecto así como la apuesta por la formación consumerista como un instrumento clave para la consecución de dichos objetivos.

Para el desarrollo de este programa, que sin lugar a dudas es un nuevo reto para FACUA, la organización parte de unos niveles muy satisfactorios, habiendo cerrado el año 2019 con algo más de 220.000 asociados. De éstos, unos 70.000 son de pleno derecho, permitiéndonos tener unos ingresos procedentes del abono de las cuotas de los socios que sumaron al cierre de 2019 algo más de dos millones de euros, cantidad que representa más del doble de lo que el conjunto de las organizaciones de FACUA recibieron a través de subvenciones y convenios con entidades públicas en el pasado ejercicio.

Estos recursos nos han permitido disponer de unos veinte locales en funcionamiento en el conjunto de España, en los que realizan su actividad algo más de 120 socios colaboradores de diferentes disciplinas profesionales. De ellos, en torno al 75% son mujeres y el 25% son hombre hombres. Además FACUA cuenta con más de un centenar de asociados colaboradores voluntarios que ocupan cargos directivos o en las delegaciones territoriales.

Estos datos, puestos al servicio de la defensa de los derechos de los consumidores, junto con toda la actividad desarrollada por los distintos departamentos de trabajo de la organización y sus resultados, fueron sometidos también a la aprobación del Congreso, a través de la memoria de actividades de 2019 y cuentas anuales de dicho ejercicio. Ambos documentos obtuvieron el respaldo unánime del mismo, arrojando un balance, tanto de actividad como económico positivo, lo que confirma que FACUA es una herramienta útil para los consumidores.

El Congreso respaldó igualmente, con el voto favorable de todos los delegados y delegadas asistentes, el programa de trabajo y el presupuesto para el ejercicio presente, marcado por la capacidad de adaptación y respuesta de FACUA para afrontar una situación de crisis sanitaria, social y económica como la que estamos viviendo derivada de la pandemia mundial por la Covid-19.
El trabajo desarrollado hasta ahora por FACUA ha puesto en evidencia cómo el modelo de organización consumerista que representa, y que aspira a seguir mejorando, basado en el esfuerzo, en la responsabilidad colectiva y el compromiso de todas las personas que la integran, ha sido y es capaz de ser un instrumento útil al servicio de la protección de los consumidores, con capacidad real de intervención en el mercado y en las políticas públicas.

Decía Galeano que los sueños anuncian otra realidad posible. FACUA es hoy esa otra realidad posible de 1981. Un proyecto consumerista progresista, reivindicativo, inconformista, independiente, crítico, activista, comprometido con los derechos de los consumidores. Es “la historia de un proyecto creado a comienzos de la década de los 80 por un pequeño grupo de mujeres y hombres que querían intervenir en el desarrollo de una España democrática donde se garantizasen los derechos civiles, donde se estableciesen y cumpliesen unas reglas del juego justas en las relaciones entre empresas, administraciones públicas y consumidores». Uno de esos hombres, uno de esos soñadores de realidades futuras, Paco Sánchez, ha dejado tras este Congreso la dirección de FACUA, una asociación que gracias a su impulso ha llegado a convertirse en una de las organizaciones más potentes y representativas de la sociedad civil española y que hoy es lo que es gracias a su trabajo, su compromiso y su lucha por la democracia y una sociedad más justa.

La lucha consumerista es la lucha por la igualdad, contra los abusos e injusticias del mercado y por reivindicar y conseguir políticas públicas dirigidas a evitar la exclusión y la desigualdad, garantizando el acceso de los usuarios a los bienes y servicios, en condiciones de no discriminación, promoviendo modalidades de producción, distribución y consumo que sean sostenibles desde el punto de vista económico, social y ambiental.

Desde su nacimiento, FACUA se ha caracterizado por su carácter combativo, plural, solidario e independiente frente a las empresas y gobiernos. Este Congreso representa un punto y seguido en nuestra historia. La nueva Junta Directiva coge el relevo de un proyecto con el objetivo de seguir hacia adelante, con un mandato de cuatro años para seguir trabajando en el fortalecimiento de una organización consumerista que quiere ser útil a la ciudadanía, que está y se pone al servicio de los consumidores.

Gracias a todos los asociados por depositar su confianza en FACUA y darnos su respaldo, ellos nos legitiman. Gracias a todos los compañeros y compañeras que integran este proyecto por su trabajo y compromiso. Gracias a todos los amigos, compañeros y compañeras que desde América Latina y el Caribe colaboran con nosotros para empoderar a los consumidores, hacer frente común contra los abusos y conseguir sociedades más justas e igualitarias. Y gracias a Paco por su trabajo y liderazgo todos estos años, su maestría y su generosidad.

Olga Ruiz Legido. Licenciada en derecho
Presidenta de FACUA-Consumidores en Acción de España

Share on facebook
Share on twitter