Este 15 de marzo conmemoramos un nuevo aniversario desde el discurso del presidente John F. Kennedy el 15 de marzo de 1962, ante el Congreso de Estados Unidos donde proclamó «Ser consumidor, por definición, nos incluye a todos» y la posterior declaración de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que instauró el Día Mundial de los Derechos de los Consumidores en el año 1983. Sin embargo, nuevos avances tecnológicos, desde aquel entonces, han impulsado a organizaciones como Consumers International y su membresía en más de 100 países, a realizar campañas por incrementar y fortalecer la protección del consumidor a nivel global. Si bien, el acceso a internet y a las nuevas tecnologías digitales, como el uso de teléfonos inteligentes, han facilitado la conectividad a muchos consumidores en todo el mundo, también, no ha estado exenta de problemas. Es así como hoy aparecen nuevos temas que preocupan al consumidor que se podría encontrar potencialmente desprotegido ya que los avances en materia legal no siempre van a la par con los avances tecnológicos. Sumado a que lo digital se ha convertido en una herramienta de trabajo y de acceso a servicios esenciales como salud o finanzas.

En la actualidad, vemos como cada día los dispositivos inteligentes se vuelven más comunes, lo cual podría ser causante de problemas de seguridad y privacidad. Del mismo modo, los productos conectados como Internet de las Cosas traen asociados temas de responsabilidad en la perdida de datos. Por lo tanto, estamos en presencia de la necesidad imperiosa de servicios digitales más inclusivos y asequibles, que respondan también, al mercado digital como el de las plataformas en línea de compras, economía colaborativa o suscripciones de contenido.

Este año, en un mercado global más conectado, es que Consumers International, junto con su membresía ha lanzado la campaña “Productos Inteligentes de Confianza” donde queremos hacer hincapié en las necesidades de los consumidores en un mundo conectado, necesidad que está asociada a la confianza.

Un producto inteligente

Un producto inteligente puede conectarse, compartir e interactuar con su usuario y otros dispositivos. Los productos inteligentes se conectan entre sí y con Internet a través de diferentes conexiones de comunicación. También se denominan Internet de las Cosas o “productos conectados», como por ejemplo teléfonos inteligentes, consolas de juegos, televisores inteligentes, rastreadores de salud portátiles, termostatos, juguetes y automóviles conectados. En el caso de los teléfonos inteligentes, aunque son de diferentes tipos o marcas, comparten muchas de las mismas características y problemas. Un teléfono inteligente puede actuar como un concentrador central que conecta a un usuario con otros dispositivos inteligentes, como altavoces, sistemas de seguridad para el hogar o termostatos de energía inteligente. O a través de las aplicaciones, pueden ofrecer la misma función que algunos productos CIoT, por ejemplo, rastreadores de ejercicios, como ejecutar aplicaciones o podómetros que rastrean la actividad física. Los teléfonos inteligentes o Smartphone son uno de los dispositivos inteligentes más populares porque además de enviar mensajes de texto y hacer llamadas, pueden monitorear los pasos, la ubicación e incluso el pulso de los usuarios.

Más importante aún, para los consumidores en países en desarrollo donde el acceso a internet a través de banda ancha fija dentro del hogar es limitado, es más probable que las personas usen teléfonos inteligentes para realizar tareas esenciales como realizar pagos, enviar y recibir remesas, comunicaciones, acceso a salarios y préstamos etc. La asequibilidad, seguridad y protección de los teléfonos que se conectan a Internet es especialmente importante para los consumidores que confían en ellos para los servicios esenciales.

Consumo de productos inteligentes

El consumo de productos inteligentes, ha aumentado constantemente y los pronósticos muestran que esto va a continuar. El gasto global de los consumidores en productos inteligentes para el hogar se prevé que casi se duplique en todas las regiones entre 2017 y 20226. Es posible que las personas no siempre estén conscientes de que están comprando un producto inteligente, ya que los dispositivos se están volviendo inteligentes por defecto, por ejemplo, los televisores.

Las encuestas sugieren que actualmente hay 23.1 mil millones de dispositivos conectados instalados a nivel mundial, una cifra que se espera se triplique para 2025. Hay alrededor de 4 mil millones de conexiones de teléfonos inteligentes en todo el mundo, casi el doble que hace tres años y se prevé que para 2025, el 72% de los usuarios de Internet accederán a Internet exclusivamente a través de dispositivos móviles. Alrededor de la mitad de estos nuevos usuarios provendrán de China, India, Indonesia, Nigeria y Pakistán.

La conexión a Internet de línea fija sigue siendo una forma más costosa de conectarse para los consumidores en los países en desarrollo, por lo que el aumento de Internet móvil ha sido fundamental para permitiendo la primera experiencia de internet de muchas personas. Según GSMA, para 2025, dos tercios de las conexiones móviles en todo el mundo operarán en redes de alta velocidad y el 91% de todas las conexiones de red utilizarán 3G o 4G. Estas redes estarán mejor equipadas para admitir el uso de dispositivos inteligentes y se vincularán a otros productos inteligentes.

Problemas con los teléfonos y dispositivos inteligentes

Algunos de los problemas que enfrenta el consumidor, en especial el de los países en desarrollo asequibilidad. El costo de los paquetes de datos en los países en desarrollo sigue siendo el más alto del mundo y presenta una barrera para el acceso a Internet. Para comprar 1GB de datos en África, por ejemplo, los costos promedio del 18% del ingreso mensual de una persona. A4AI tiene índices que muestran la proporción en todos los países. Asimismo, los contratos injustos y el mal servicio de los operadores móviles también es un problema, que se relaciona muchas veces con el límite de datos, ya que una vez que se alcanza el límite, el ISP puede ralentizar el servicio o incluso desconectar al consumidor de la conexión a Internet.

Otro tema relacionado con los dispositivos inteligentes es el de la seguridad y protección del consumidor. Todos los productos inteligentes son parte de una red y sistemas conectados más grandes, y una vulnerabilidad en cualquier parte puede comprometer todo el sistema. Ha habido numerosos ataques cibernéticos de alto perfil que comienzan cuando los piratas informáticos acceden a dispositivos de consumidores no seguros que causan estragos en los sistemas de la empresa y del servicio público. Sin embargo, también puede poner en riesgo la seguridad personal del consumidor.

De la mano con la seguridad, el consumidor se ve enfrentado a la privacidad y protección de datos, ya que una seguridad deficiente de los datos también puede significar que es fácil acceder a la información de las personas, como la ubicación, los detalles financieros o cualquier información personal que pueda ayudar a los delincuentes a cometer un fraude. Los dispositivos dentro de un sistema conectado pueden recopilar datos o información que son inocuos por sí solos, pero que, cuando se recopilan y analizan con otra información, pueden revelar un conocimiento bastante preciso de un individuo, lo que resulta en una mayor trazabilidad y creación de perfiles del usuario, lo que lleva a un marketing intrusivo.

Las organizaciones de consumidores en el frente

Consumers International y su membresía vienen hace meses trabajando en la campaña del Dia Mundial de los Derechos del Consumidor “Productos Inteligentes de Confianza”. A través una gran cantidad de actividades que promueven la protección del consumidor digital.

Algunas de las actividades que realizan las organizaciones de consumidores este año son tan diversas como, hacer campañas generando alianzas con organizaciones digitales para exigir a los gobiernos prohibir los límites de datos, pedir mejores actualizaciones en los teléfonos inteligentes, llamar a que los
datos de los consumidores estén protegidos y seguros, sino que los teléfonos móviles sean de buena calidad y que los servicios sean asequibles, entre otras actividades.

Consumers International junto con ANEC, ICRT y BEUC publicaron una serie de principios que resaltan la importancia de hacer que los derechos de los consumidores, la privacidad y las características principales de seguridad de redes y dispositivos de Internet de la Cosas. Los principios y recomendaciones están dirigidos a desarrolladores, fabricantes, responsables políticos y reguladores, y resaltan los principales riesgos que enfrentan los consumidores cuando utilizan productos de Internet de las Cosas y qué se puede hacer para resolverlos. También trabajamos en un nuevo estándar ISO, un nuevo estándar para la protección del consumidor en la Internet de las Cosas. La norma proporcionará orientación sobre
Privacidad por marcos de diseño para bienes de consumo y servicios.

Próximos pasos

Una vez finalizado el Día Mundial de los Derecho del Consumidor, seguiremos trabajado para hacer una llamado a una mejor protección en material digital. Para ello, Consumers International ha organizado la Cumbre del Consumidor en Lisboa, cuyo tema es la Colmena Digital, que se desarrollará a partir del 30 de abril de 2019 durante dos días, seguidos de un día exclusivo para miembros. La Cumbre será un lugar de encuentro para discutir sobre los grandes temas digitales que afectan a los consumidores en la era digital, como economía digital, accesibilidad y equidad, conexión y protección del consumidor de Internet de las Cosas, estafas en línea y privacidad de datos, entre muchos otros temas, todos ellos desde una perspectiva holística. La Cumbre, sin duda será un especio de retroalimentación de los distintos actores involucrados, como de la sociedad civil, la academia, investigación, etc. que generará un debate en el tema digital mirando hacia el futuro una oportunidad de trabajar en red.

*Tamara Meza. Regional Networker para América Latina y el Caribe, Consumers International

Comparte este artículo: